PAGINA NO ENCONTRADA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sistema nervioso autónomo, en el que los nervios autónomos controlan las funciones involuntarias del cuerpo que no afectan a la consciencia. El cerebro no ejerce un control directo sobre los nervioos autónomos, como lo hace sobre el sistema nervioso somático. este sistema consta de dos partes; los nervios simpáticos y los parasimpáticos.

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

La estructura general del sistema nervioso central de los vertebrados es un cordón nervioso dorsal hueco que, anteriormente, acaba en una gran masa ganglionar, el cerebro.

El sistema nervioso central asume funciones de coordinación y elaboración de respuestas.

La médulas espinal tubular, rodeada y protegida por los arcos neurales de las vértebras, tiene dos funciones importantes: transmitir impulsos hacia el cerebro y desde él, y actuar como un centro de reflejos.

El encéfalo es el extremoanterior agrandado del tubo neural. Se divide en telencéfaloy diencéfalo. El cerebro posterior se divide en un mesncéfalo, cuya porción dorsal forma el cerebelo, y un mielencéfalo, que se convierte en el bulbo raquídeo.

Órganos Sensoriales

Los receptores se han clasificado en función de la forma de energía a la que

responden, así se distinguen en QUIMIO-, MECANO-, FOTO- o TERMORRECEPTORES.

La función de cualquier receptor es detectar una pequeña cantidad de energía, de alguna forma específica, y transmitir la información al sistema nervioso. El impulso iniciado en una neurona sensorial por la activación del receptor específico no es específico, de modo que es igual en todos los casos, independientemente de dónde se origine. Las diferencias en la intensidad del estímulo son codificadas por el número de fibras nerviosas activadas y por el número de impulsos que pasan a través de una fibra nerviosa determinada. El hecho de que el organismo se percate de la sensación depende de la parte precisa del cerebro a la que llegue el impulso.

Las células receptoras tienen la doble función de captar los cambios en el medio y transmitir la información relacionada con la naturaleza del cambio hacia el sistema nervioso central.

Los órganos de los sentidos deben tener la capacidad de registrar, además del inicio o terminación de un estímulos, su velocidad, magnitud y dirección y sentido de cambio.

Cada órgano de los sentidos tiene una estructura especializada que puede constar no sólo de células receptoras, sino también de una variedad de tejidos accesorios que sostienen y protegen a las primeras, controlan la intensidad de la señal que llega a ellas, ayudan a determinar la procedencia de la señal, etc. Las células receptoras del ojo humano son bastoncillos y conos; las estructuras accesorios son córnea, cristalino, iris y músculos ciliares. Algunas de las capacidades de un órgano sensorial son intrínsecas a las células receptoras; otras son conferidas al órgano por las estructuras accesorias.

QUIMIORRECEPCION

Es el más primitivo y universal sentido del Reino Animal. Los animales protozoos, utilizan receptores químicos de contactopara localizar el alimento y agua adecuadamente oxigenada y para evitar sustancias nocivas. Muchos animales superiores tienen receptores químicos a distancia especializados.

Los insectos sociales producen unos compuestos diferentes para cada especie, denominados feromonas, que proporcionan un lenguaje químico muy desarrollado. Las feromonas son compuestos orgánicos liberados por un animal que afectan a la fisiología y conducta de otros individuos.

En los vertebrados, así como en los insectos, los sentidos del GUSTO y del OLFATO se distinguen claramente. Aunque hay semejanzas entre los receptores del gusto y olfato, el gusto, en general, tiene menos respuestas y es menos sensible que el olfato. Todos los diferentes sabores, aparte los cuatro básicos (dulce, ácido, amargo y salado), son, en realidad, el resultado de los “sabores” que llegan al sentido del olfato de esta forma.

El sentido del olfato de los vertebrados terrestres es inervado por neuronas primarias localizadas en el epitelio nasal de la parte superior de la cavidad nasal, un axón corto que pasa a través de la placa cribiforme del cráneo y que se conecte inmediatamente, por sinapsis, con otras neuronas del cerebro. Cada sustancia tiene su olor característico. Los órganos olfatorios responden a cantidades notablemente pequeñas de sustancia. El sentido del olfato se fatiga rápidamente, de modo que un aire que contiene un estímulo muy poderoso puede parecer inodoro después de unos cuantos minutos.

MECANORRECEPCION
Los mecanorreceptores son sensibles a fuerzas cuantitativas como el roce, presión, estiramiento, sonido y la gravedad, responden al movimiento. Los animales necesitan la llegada ininterrupida de información desde sus mecanorreceptores para sobrevivir en su ambiente, alimentarse, mantener su postura habitual y para andar, nadar o volar. Existen muchas funciones diferentes a partir de un mismo esquema básico (tacto, oido, equilibrio, magnetorrecepción, etc.).Tacto y dolor

Los CORPÚSCULOS DE PACINI, mecanorreceptores relativamente grandes de la piel de los mamíferos que son sensibles al tacto y a la presión, son un buen ejemplo para explicar las propiedades generales de los mecanorreceptores. Estos están en zonas profundas de la piel, en el tejido conjuntivo que rodea los músculos y tendones, y en los mesenterios abdominales. Cada corpúsculo consta de una terminación nerviosa rodeada por una cápsula de capas de tejido conjuntivo numerosas y concéntricas. Una presión en algún punto de la cápsula deforma a la terminación nerviosa, lo que produce un POTENCIAL RECEPTOR de un cierto grado. Hay un flujo local de corriente eléctrica, un estímulo fuerte conduce a un potencial receptor fuerte, hasta qu ese produce una CORRIENTE UMBRAL que produce un potencial de acción en la fibra nerviosa sensorial.

Si se mantiene la presión. el corpúsculo se ajusta rápidamente a su nueva forma y no responde más tiempo a él (adaptación).

Los invertebrados poseen receptores táctiles de muchos tipos, especialmente los insectos, que están dotados de setas (pelos) táctiles, sensibles no solamente al tacto, sino también a las vibraciones, pero son zonas muy determinadas, por lo que si mantuviese contacto directo con, p.ej. el armazón de un insecto en una zona libre de pelos, éste no sentiría nada.

Los receptores táctiles superficiales de los vertebrados están distribuidos por todo el cuerpo, aunque se presentan concentrados en áreas especialmente importantes (rostro y limbo de las extremindades) para la exploración e interpretación de las características de su entorno.

Los receptores del dolor son terminaciones nerviosas relativamente no especializadas que responden a diferentes estímulos, posibles o reales. Ya que el dolor es una señal de peligro, sentir un placer es una señal de un estímulo provechoso para el sujeto. El placer depende del estado interno del animal, y se considera como una referencia a la homeostasis y de algunos grupos de características fisiológicas.

La LÍNEA LATERAL de los peces es un sistema receptor táctil a distancia, para detectar vibraciones y corrientes de agua. Las células receptoras, denominadas NEUROMASTOS, se encuentran libres sobre la superficie del cuerpo en los peces primitivos y en anfibios acuáticos, y en los peces superiores, se encuentran dentro de unos canales que corren por debajo de la epidermis.

Oído

El oído es un sentido especializado en detectar las ondas sonoras del medio circundante.

Sólo algunos grupos de artrópodos (crustáceos, arañas e insectos) poseen un oído sencillo.

El oído de los vertebrados se originó como un órgano de equilibrio, el laberinto, que se ha desarrollado probablemente a partir de la línea lateral de los peces primitivos. La fonorrecepción, o audición, se refiere al registro de las ondas de presión resultantes de la perturbación mecánica del medio a cierta distancia. Los mamíferos, aves y algunos reptiles tienen un conducto coclear, que es un saco ciego alargado, que se extiende a partir del sáculo, y que se relaciona con la fonorrecepción. Los peces tienen una estructura homóloga, pero mucho más pequeña, conocida como lagena. Las ondas sonoras que llegan hasta los peces son conducidas a través del agua, y la mayor parte de los tejidos de los peces también consiste en agua. Así pues, las ondas sonoras penetran fácilmente hasta el oído interno. El problema de los peces es evitar la “transparencia” sonora. Muchos peces atrapan o interrumpen el paso de las ondas sonoras mediante un enorme otolito localizado dentro del sáculo; otros emplean la vejiga natatoria como hidrófono.

La fonorrecepción en los tetrápodos, una parte del laberinto membranoso del oído, usualmente la lagena o el conducto coclear, se especializa en la fonorrecepción.

El oído medio es una pequeña cámara que contiene tres huesos diminutos: el martillo, el yunque y el estribo, que están dispuestos en secuencia. Dichos huesecillos transmiten las ondas sonoras a través de la cavidad del oído medio y las llevan hasta la ventana oval a la vez que las amplifican.

El oído interno consta de un complejo grupo de conductos interconectados y algunos sacos que, en conjunto, se denominan laberinto membranoso. La parte de dicho laberinto es un tubo espiral que tiene dos y media vueltas, lo que le da el aspecto de un caracol, llamado precisamente cóclea o caracol. Dicha estructura consta de tres conducto separados entre sí por la presencia de unas membranas delgadas que casi se juntan en el ápice. La ventana oval está conectada con la base de uno de estos tubos, el conducto vestibular. En la base del conducto timpánico hay otra abertura, que está cubierta por una membrana que también conduce hacia el oído medio.

Sentido del equilibrio

Órganos sensoriales especializados en la percepción de la gravedad y de vibraciones de baja frecuencia aparecieron en los vertebrados más primitivos. Dichos órganos se presentan normalemnte como ESTATOCISTOS, cada uno de los cuales es un saco, rodeado por células ciliadas, en cuyo interior hay una masa calcárea pesada, el ESTATOLITO. Los cilios de las células sensoriales son excitadas por los cambios de posición del estatolito cuando el animal varía su posición. Los estatocistos se encuentran en muchos troncos de invertebrados, desde los cnidarios hasta los artrópodos, estando todos ellos basados en los mismos principios.

En los vertebrados el órgano del equilibrio es el LABERINTO, que está formado por dos pequeñas cámaras (sáculo y utrículo) y tres canales semicirculares. El SÁCULO y el UTRÍCULO son los órganos del equilibrio estático que, de forma similar a como lo hacen los estatocistos informan acerca de la posición de la cabeza, o del cuerpo, con respecto a la fuerza de la gravedad. Según la cabeza gire en un sentido o en otro, las concreciones calcáreas presionan sobre diferentes grupos de células ciliadas, las cuales envían impulsos nerviosos hasta el cerebro, en donde se interpreta esta información en relación con la posición de la cabeza.

Los CANALES SEMICIRCULARES están diseñados para responder a la aceleración rotatoria. Están llenos de líquido (endolinfa), y, dentro de cada uno, hay un ensanchamiento bulboso, la ampolla, que contiene células ciliadas que están incluidas en una capa gelatinosa, la cúpula, que se proyecta en el líquido. Dado que los tres canales están cada uno en difernte plano, una aceleración angular en cualquier dirección estimula al menos a una ampolla.

FOTORRECEPCION

Los receptores sensibles a la luz se denominan FOTORRECEPTORES, dotados con un pigmento sensible a una longitud de onda determinada, en órganos sencillos o complejos, con la adopción de lentes.

Los fotorreceptores dérmicos de muchos invertebrados son mucho más sencillo que las manchas oculares de algunos protozoos, que llegan a poseer lentes y una copa pigmentaria fotosensible; en muchos casos, las células fotorreceptoras de los invertebrados no han sido identificadas. Estos receptores dérmicos (OCELOS) contienen pocas sustancias fotoquímicas y son mucho menos sensibles que los receptores ópticos; son importantes para la orientación durante el movimiento, la distribución de los pigmentos en los cromatóforos, el ajuste del ciclo reproductor al fotoperiodo y otros cambios del comportamiento en muchos invertebrados inferiores.

Ojos más desarrollados, capaces de formar imágenes bien definidas, se encuentran en cuatro troncos de invertebrados: cnidarios, anélidos, moluscos y artrópodos. La estructura de estos ojos es bastante diferente en cada grupo, posiblemente por su evolución que se ha producido de forma independiente. Los ojos capaces de formar imágenes pueden ser de dos tipos diferntes principales: con una única lente, como ocurre en el caso de los ojos “en cámara” de los moluscos y vertebrados, u ojos con numerosas facetas (compuestos), como son los de los artrópodos.

Los ojos compuestos de los artrópodos están formados por muchas unidades visuales independientes denominadas OMMATIDIOS. En la superficie externa, la córnea de cada omatidio está perfectamente marcada y es una de las facetas del ojo compuesto. En conjunto, las superficies fotosensibles internas de esas neuronas (RABDÓMEROS) integran un rabdoma central. Tales ojos forman un mosaico de imágenes de diferente luminosidad, a partir de unidades sencillas. La resolución es probablemente buena para los objetos cercanos, pero decrece rápidamente según aumenta la distancia desde el objeto hasta el insecto. Los ojos compuestos son sumamente apropiados para apreciar el movimiento

lesbianasxxx


WEBS PARA ADULTOS. SOLO PARA MAYORES DE 18 AÑOS.

chat de lesbianas gratis lesbianas fotos de lesbianas

Gay Gratis Fotos Gays Gays en vivo
Sexo Amateur Juegos Online Sexo Oral
Voyeur Famosas Desnudas Fotos Gay
Sexo Amateur Fotos Amateur Porno Amateur
Voyeur Gratis Sexo Gay Lesbianas
Jovencitas Sexo Oral Fotos de Sexo